Una película entretenida y con valores

Gran Torino es una película que a priori no tiene mucho que ver con los temas que nos planteamos tratar -cultura y universidad- pero, nos parece una gran película para empezar con este blog. Tiene un “no se qué” que hace que cuando uno la ve le entren ganas de enseñársela a sus amigos.

El protagonista, al principio huraño y retraído, abre su mente para cuidar de sus nuevos vecinos. La película está dividida en dos bloques opuestos, al principio muestra el drama de la vejez y la soledad, el segundo bloque muestra la apertura de mente del protagonista, que decide llevar hasta las últimas consecuencias lo que él cree lo correcto.

Al estudiante universitario esta película le tiene que suscitar una renovada confianza en la humanidad, unas “ganas de cambiar el mundo”. A través de esta película el universitario tiene que descubrir que para llevar a término las enseñanzas recibidas en la academia tendrá que abrir su mente y llevar hasta las últimas consecuencias la búsqueda de la verdad, y en definitiva del saber por el saber, sin más recompensas que la gratificación interior que produce el saberse poseedor de la verdad.

Anuncios